Álbum Jack White Discografía

Boarding House Reach y la libertad

3/25/2018P. O'Leary

Mentiría si dijera que no he albergado dudas, más que razonables, con respecto al tercer trabajo como solista de Jack White, Boarding House Reach. Los avances pre-lanzamiento del álbum se sucedían y con cada nuevo track, mi incomprensión iba en aumento. No es habitual que las primeras sensaciones que te provoquen un trabajo musical sean tan desconcertantes, y menos en una época en la que creemos haberlo visto (o escuchado) todo.

Jack White by Brian Lowe (2018)



Inusual sí, pero no necesariamente malo.

Este disco es cualquier cosa menos convencional. Su autor lo venía advitiendo, "es extraño" decía. Es más que eso: es insólito, difícil de escuchar, insurrecto, anárquico, extravagente, transformador y muy arriesgado. Respira personalidad pero, sobre todo, respira libertad.

Resuenan en mi cabeza, las críticas de los que siempre definieron a Jack White como un artista reaccionario, apegado al pasado, que "no había inventado nada nuevo". Ahora se escuchan voces disonantes que le acusan de lo opuesto, de romper con todo, de haber pérdido la esencia que se le suponía.

Digo disonantes porque, en general, Boarding House Reach ha gozado de una muy buena acogida. No ha pasado desapercibida la valentía de un músico que, teniéndolo todo hecho, apuesta por sorprender con un giro de guión tan inesperado (e inspirado). Pero el coraje, en sí mismo, no sería nada, si el resultado no acompañase.

El conjunto del álbum tiene un groove irresistible, te mantiene atrapado en una atmósfera densa, vanguardista y caótica, a veces predominantemente psicodélica, otras veces poética y hasta operística, si queréis. Cualquier formalidad es ignorada a conciencia. Rock, hip-hop, blues, funk, jazz, electrónica, country, se funden entre ellos sin restricciones y todos se diluyen en una prodigalidad de efectos punzantes, que te mantienen en permanente estado de alerta.



No descubro nada nuevo si digo que no es un trabajo para todas las ocasiones, ni siquiera para todo el mundo. Tampoco lo fueron, en su momento, los de Don Van Vliet o Frank Zappa. Jack lo sabe, ya avisó a su madre de que éste no le iba a gustar. No pasa nada, será igual de fascinante, provocativo y envolvente para muchos, entre los que me incluyo. Más aun, será toda una experiencia sensorial.

La producción merece capítulo aparte, en mi opinión es magistral. Por primera vez en su carrera, Jack le ha dedicado meses al apartado de la post-producción, especialmente a la edición, y pasa la prueba con sobresaliente. La dificultad de condensar sesiones jam de hasta treinta minutos de duración, en canciones de tres o cuatro minutos, ha debido de ser colosal y merece ser reconocida.

Con Boarding House Reach, White se sacude definitivamente todas las etiquetas y reminiscencias del pasado. Se libera de los corsés que él mismo se impuso, y que los demás habíamos aprendido a identificar con su música. Sin embargo, sigue llevando su impronta. Sí, ha dinamitado las muros de la little room, pero eso no le hace menos Jack White. Al contrario, desprenderse de las constricciones conceptuales y materiales, nos permite ver al artista en todo su esplendor y riqueza de matices, trabajando a plena capacidad.



¿Quién querría desperdiciar tanto talento, limitándolo a funcionar a 'medio gas' para siempre?


BOARDING HOUSE REACH: Publicado 23 de marzo de 2018. Sellos discográficos: Third Man, XL Recordings. Producido por Jack White.

Listado de canciones:
01. Connected By Love | Vídeo y letra
02. Why Walk A Dog? 
03. Corporation | Audio
04. Abulia and Akrasia 
05. Hypermisophoniac 
06. Ice Station Zebra | Audio
07. Over and Over and Over | Audio
08. Everything You've Ever Learned 
09. Respect Commander
10. Ezmerelda Steals The Show 
11. Get In The Mind Shaft 
12. What's Done Is Done 
13. Humoresque

Tambien Te Puede Interesar

0 comentarios

Formulario de contacto