featured Fotografía

Jack vuelve a la carga

8/03/2017P. O'Leary

Para los que no lo sepan, existe una malévola organización internacional ultra-secreta cuyo único objetivo es desmantelar todos mis planes. Basta que anuncie que voy a dedicar 30 días "exclusivamente" al 20 Aniversario de The White Stripes, para que salten todas las alarmas. Y si tienen que convencer a Jack White, para que interrumpa su parón musical justo ahora, lo hacen. No respetan a nadie, qué gente.

Credit: David J. Swanson. Source: thirdmanrecords.com

Paranoias aparte, no se me ocurre mejor motivo para suspender el programa de entradas previsto que tener, por fin, confirmación de que Jack ha vuelto al estudio, para grabar el tercer álbum de su carrera en solitario. 

Third Man Records nos ha contado más bien poco. Han lanzado una 'campaña' a través de las redes sociales, que -premeditadamente o no- atenta contra todas las reglas del marketing digital eficaz. La publicación NME no ha tardado en dedicarle un artículo, algo socarrón, a la supuesta "torpeza" promocional de la discográfica -llegan a achacársela al gran jefe-. El caso es que, si no la totalidad, la inmensa mayoría de los medios especializados ya se han hecho eco de la noticia del retorno de Jack White. 

Conclusión: objetivo cumplido con recursos mínimos. Han sido suficientes tres fotografías, firmadas por David James Swanson, que enseñan a White (modo músico: ON) en Nueva York, el pasado jueves 27 de julio, y en Los Ángeles tres días después, el domingo 30 de julio. 

Dos de ellas públicas, la tercera reservada para los miembros Platinum de The Vault. Bueno, casi reservada.

Credit: David J. Swanson. Source: thirdmanrecords.com

Siendo estrictos, no nos han dicho si las grabaciones, que han obligado a Jack a viajar de costa a costa, se iniciaron mucho antes, continúan actualmente o se han concluido. No nos han dicho si el disco verá la luz pronto, ni tampoco si el álbum irá acompañado de un tour y, en caso de que sí, cuándo tendrá lugar y en qué formato.

Lo dicho, poca "chicha". 

Aunque, como mínimo, sabemos que el encierro voluntario al que se sometió el artista, y del que tuvimos conocimiento a través de The New Yorker en marzo, ha dado frutos. También que hay cosas que no cambian: las imágenes compartidas están cargadas de intencionalidad, como ordena el protocólo del músico. Observad con atención la composición y descubriréis guiños interesantes a elementos recurrentes de su iconografía. 

Fotos en blanco y negro -en todos y cada uno de los posibles sentidos, literales y metafóricos- en las que le vemos acompañado por un montón de caras nuevas, con la única excepción de la formidable baterista de Autolux, Carla Azaar, que repite convocatoria. Veremos si el hecho de que las formaciones que rodean a White en NYC y LA sean distintas, supone una réplica del modelo de doble backing band de la gira de Blunderbuss o, sencillamente, forma parte de la práctica habitual de las sesiones de grabación. 

Otra de las grandes novedades, tiene que ver con las hachas de White, presentes en todas las instantáneas. ¿Podrán la EVH Wolfgang y la Gibson Firebird hacernos olvidar a las Parsons/Gretschs, Fenders y Airlines del pasado? El listón está alto, desde luego. Muy alto, pero nunca digas nunca. La experiencia nos ha enseñado que podemos especular con el sonido de los instrumentos todo lo que queráis, pero seguiremos sin poder predecir cómo sonarán en manos de White, el azote de las cuerdas.

¿Queréis verlas bien? :)


Las nuevas chicas: Wolfgang Stealth Ebony Fretboard y Skunk Baxter Firebird

Más de lo mismo aplica al rumbo que tomará esta tercera entrega. Soy fan del debate y vuestras opiniones son bienvenidas, así que si creéis que tenéis la clave de lo que nos espera, os invito a compartirla.

Particularmente, no lo he pensado ni creo que lo haga. Prefiero saborear la incertidumbre, la echaba de menos. Además, si no fuese emocionante... no sería Jack White III. 

Credit: David J. Swanson. Source: The Vault

Tambien Te Puede Interesar

0 comentarios

Formulario de contacto