Cover Directo

Estoy en la banda de Jack White (III)

9/14/2015P. O'Leary

Tercera y penúltima entrega de la serie de artículos que CRAVE ha dedicado a los compinches, fundamentalmente sobre el escenario -aunque fuera también-, de Jack White. Esta vez, analizaron "el salvaje viaje que supone tocar con un músico de alto nivel que se niega a usar setlist, que es conocido por improvisar canciones sobre la marcha, o transformar un tema en otro -o en otros dos- con una valentía maníaca", y recordaron la repentina y trágica pérdida de Ikey Owens.

Daru Jones y Jack White en directo - Photo Credit: Nina Robinson

TOCANDO EN DIRECTO

Cuándo tocáis con Jack, ¿quién reta a quién más a menudo? ¿Es él el que os desafía o al revés?

Fats: [risas]

Dominic: Yo creo que es él el que nos reta más a menudo. Aunque es divertido, siempre estamos intentando adivinar pero nadie tiene ni idea de lo que esta sucediendo. A veces, él está liderando todo; otras, alguno de nosotros hace algo y él sigue por ahí. Fats toca algo con el pedal steel y Jack lo convierte en otra cosa.

Fats: Va y viene mucho. Pero definitivamente lo lidera él. Hemos tocado con él unos cuantos años ya, pero verle sobre el escenario... Hemos llegado a un punto en el que él toca ciertos acordes y, de alguna manera, sabes que podría ser esto o lo otro. Pero, de nuevo, algunas veces empieza a tocar y piensas "¡pero qué demonios!".

Dominic: Y yo conozco la mayoría del material de The White Stripes, porque he estado ahí alrededor. En alguna ocasión, Jack empieza a tocar algo que no hemos tocado nunca antes, como "Jack The Ripper" o algún otro tema, y me pregunto si va a continuar, porque estoy completamente seguro de que nadie más en la banda lo conoce. Como "Little Bird", creo que nunca la habíamos ensayado. Simplemente empezamos a tocarla.

Tocasteis una canción juntos que jamás habiais tocado antes. Hasta el final...

Dominic: Sí, hasta el final. "Astro", nunca la habíamos ensayado, la tocamos y ya está. Él es muy bueno liderando una banda y, con frecuencia, si avanza algo, yo se lo envío a la gente. La lista es bastante grande, son unas 80 canciones y es casi imposible aprenderlas todas.

Fats: Esa es la cuestión, él nos está desafiando. Antes de irnos de gira la primera vez, nos dijo: "Prefiero salir al escenario y dar una imagen penosa, pero intentando hacer algo, que repetir lo mismo cada noche". Si la gente supiera lo delgada que es la línea sobre la que Jack camina. No se creerían que está actuando en Lollapalooza e interpretando una canción que nunca hemos tocado antes...

Dominic: O inventándosela en ese momento, eso pasa un montón.

Dominic Davis y Jack White en directo - Photo Credit: Andrew Swatrz

Fats: Se pone a improvisar canciones sobre la marcha. Muchos pensarán que es imposible, que nadie haría algo semejante en un gran festival, pero él lo hace todo el tiempo.

Dominic: Coincidimos en varios conciertos con Robert Plant y su banda... Cuando decimos que no usamos setlist, la mayoría cree que que eso significa que no la seguimos al pie de la letra. Pero ni siquiera sabemos cuál es la primera canción que vamos a tocar hasta que llegamos al escenario. La gente no puede creerlo. Nos llevó un tiempo que funcionase, no te lanzas sin más. En ocasiones, cuando él empieza algo, necesitas ver qué camino va a seguir o esperar a que alguien se le una. Creo que las dos primeras mangas del tour de Blunderbuss, todos estábamos ansiosos por tocar.

Muchas de las canciones adoptan formas totalmente distintas con una banda de seis.

Dominic: En muchos de los cortes, cuando empezamos a escucharlos, hay muchas más claves de las que imaginarías. "I'm Slowly Turning Into You" tiene esa larga sección del órgano, por ejemplo. No hay muchas en las que resultase difícil encontrar un hueco. Algunas de esas, sencillamente las interpreta él, como "We're Going To Be Friends" o una que no hubiésemos tocado. Hizo "The Same Boy You've Always Known" completamente solo hace un par de shows. Y, luego, hubo otro en el que algo iba mal con su guitarra y no tocó ni una sola nota en esa canción. Vamos eligiendo.

Habéis girado con él más de dos años ¿todavía continua siendo un reto para vosotros? ¿o pasa de manera natural, a estas alturas?

Daru: Sí, ahora es más natural. Llevamos haciéndolo un tiempo. La única dificultad estriba en que, cuando saltamos al escenario, no tenemos un listado de canciones así que cada noche es una experiencia. Estamos en una montaña rusa, igual que el público. No sabemos qué viene a continuación. No es un mal reto. Lo hace interesante porque cada día es distinto.

Aunque nunca tengáis nada programado, ¿sabíais que ibais a tocar en las apariciones televisivas con antelación?

Lillie: En absoluto. [risas]

¿Ni siquiera eso?

Lillie: No. No, señor. Nunca.

¿Ha habido algún momento en el que os sintierais completamente perdidos?

Fats: Oh, sí.

Dominic: Eso pasa constantemente. En Fenway Park, Jack me pidió que me colocase al frente del escenario y tocó una canción de Bob Dylan. No recuerdo exactamente cuál era, Waiting Around to Die o Fixin' to Die, algo así [ni parecida Dominic, pero te queremos igual]. No pude manejarlo. No la había tocado antes, así que sentí que le iba siguiendo a él todo el tiempo. Cuando quise darme cuenta, se había acabado y no había tenido la oportunidad de remontar aún. Pero incluso así, escuchándola después, probablemente suene mejor que si hubiera conocido la canción. Quizás.

Veamos el momento: "Blunderbuss" + "Ballad Of Hollis Brown" (el cover de Dylan) desde Fenway Park. Sabiéndolo, se nota que va un poco perdido ¿no? Jaja. Pero lo saca adelante, ¡lo saca adelante!


¿Qué ocurre cuando alguno mete la pata?

Lillie: Bueno, yo lo hago cada dos por tres. Pero al fin y al cabo, no soy el baterista. [risas] Si me encargara de la batería, no podría salir adelante. O el bajo. Es un instrumento sólido, un seguro, ya sabes. Si yo meto la pata, nadie se da cuenta. Puedes darte cuenta, claro, pero no es tan evidente como en el caso de la batería. Yo puedo reírme de ello: "Ops" [risas]. Peor a él no le preocuparía de todos modos, le importaría una mierda.

Esto no va de perfección en cualquier caso.

Lillie: Exacto, no va de perfección para nada. Y eso mola.

Mientras viajabais ¿escuchabais música juntos, pasabais tiempo juntos?

Daru: Sí. Si íbamos a salir al escenario, escuchábamos rock o hip-hop o lo que fuese para animarnos. Él no es uno de "esos" artistas. Salíamos, es muy generoso y le gusta pasar tiempo con el grupo, como uno más.

Esas actuaciones acústicas finales que hicisteis, ¿en qué sentido fueron diferentes?

Lillie: Fueron totalmente diferentes. Fueron geniales, es algo alucinante poder hacer un show de esas características. Yo crecí haciendo cosas así. Crecí en una banda familiar bluegrass, así que ya sabes. No es que lo haya hecho últimamente pero siempre es divertido tener la oportunidad de volver a eso. También fue increíble ver a Jack hacer un montaje tan distinto. Fue muy bonito, muy personal. Lo hace muy bien en ese tipo de sets. Musicalmente también fue muy divertido. No hay nada tras lo que te puedas esconder, está todo justo ahí, a la vista. Los líos y todo.

Creo que fue genial que emitiesen la última actuación, fue muy especial para los fans.

Lillie: Fue una sorpresa para todos. Lo propusieron todo el día anterior y decidieron hacerlo.

Habéis aparecido en TV bastantes veces ya, ¿todavía sentís que es distinto cuando hay cámaras delante?

Lillie: Lo es, especialmente en montajes pequeños como ese. Porque es como "mierda, ahora sí que tengo que prestar atención a todo de verdad". Y no te sientes tan libre. En festivales y sitios así, no me preocupa. Cuando tienes una cámara tan cerca que va y viene a través del teatro es como "ugh". [risas] Lloré en ese show y pensé "genial, ahora mis lágrimas van a verse en la televisión" [risas]. Algo que, de otro modo, nadie hubiera sabido. Bueno.

Parece que en el último tour Lillie Mae tuvo un papel más importante.

Lillie: Bueno, canté. No lo hice en Blunderbuss. Ruby Amanfu se encargaba, ella era la cantante. No creo que Jack supiera que yo cantaba, cuando empezamos a tocar. Pero en la segunda ronda, me pidió que lo hiciese, así que fue increíble. No sé si era un papel más importante pero... me colocaron en la parte de adelante, hay una gran diferencia. 

¿Sientes que él ha depositado más confianza en los músicos en este tour que el en previo?

Lillie: No, no lo creo. Ha sido exactamente igual. Siempre ha sido el mejor, en ese sentido. Siempre le da a la gente mucha libertad para hacer lo que quieran musicalmente y confía mucho en todos, desde el primer día. Le interesa escuchar tu opinión, te deja hacer lo que quieras, más de lo que ninguna otra persona con la que haya trabajado -lo que es realmente alucinante tratándose de alguien de ese nivel, ¿sabes?

He notado la complicidad que tiene contigo también.

Lillie: Sí. Mi interpretación es: número uno, que confía mucho en sí mismo pero, también, en sus músicos. Él confía plenamente en que la gente no la va a liar. Y eso es genial. Es una sensación fantástica cuando se hace de verdad, eso es respeto, ahí mismo.

IKEY

¿Conserváis algún recuerdo favorito de Ikey? ¿Algo que atesoréis especialmente?


Dominic: Muchos. 

Fats: Era una persona asombrosa y única. Alguien que también... Solo te das cuenta después de que se haya marchado. Todas las cosas que aportaba. Siempre hemos tocado con él, así que no pensabas en ello, lo dabas en cierto modo por hecho. Dean es genial pero Ikey era la sal y la pimienta de la banda. Porque todo el mundo tiene cosas que tiene que hacer. Jack tiene libertad, pero Ikey era la persona que, de verdad, podía tener un momento psicodélico y absolutamente loco sobre el escenario, ese era su feeling

Dominic: Lo decimos todo el tiempo: "tío, a Ikey le hubiera encantado esto".

Fats: Sí, todo el tiempo. Como ciertos sitios a los que fuimos, estando en Sudamérica.

Dominic: O cuando estuvimos con Q-Tip, Ikey habría flipado.

Fats: Le echamos mucho de menos. 

Dominic: Somos una panda bastante seria, Nos lo pasamos muy bien pero siempre cuidamos muchos los unos de los otros. Ikey era alérgico a muchas cosas. Su cuerpo era muy frágil, tenía alergias muy serias al pescado, los cacahuetes, todas esas cosas. Siempre tenía mucho cuidado, pero, a veces, simplemente no sabes que te estás metiendo en el cuerpo. Así que...

Daru: Sí, una de las cosas que tengo grabadas sucedió la noche anterior a que falleciese. Estábamos en el camerino y, antes del show, nos estábamos poniendo la ropa para salir al escenario. Cuando salimos de la habitación en la habitación, Ikey llevaba un traje completo con corbata y me dijo "no me había vestido así ¡desde que era Testigo de Jehová!". Tenía una pinta estupenda. Entonces, cuando estábamos regresando para el encore, hizo la rueda [una pirueta] con el traje puesto.  ¿Por qué hizo algo así? ¿Qué le impulsaría a hacerlo? Le salió de dentro, sin más. Un montón de cosas geniales y extrañas ocurrieron ese día. Pensé que había sido muy cool. Nunca lo olvidaré. Alguien vestido de traje, haciendo la rueda...

Le añoro mucho. Estoy muy apenado por su pérdida, ha sido una experiencia realmente traumática. Acabo de enterarme de que su hermano también ha fallecido hace un par de días, mis oraciones están con su madre y su familia. Todos sus hermanos eran músicos. Mi corazón está con ellos. 

Cory Younts: Ikey y yo teníamos una relación muy estrecha. Se había mudado a Nashville, a u sitio justo una calle más abajo de donde yo vivo. Recuerdo que una noche en el escenario, mientras Jack tocaba la intro de Two Against One, Ikey se cayó del banco del piano y acabó apoyando todo el brazo sobre las teclas. Jack no tenía ni idea de porqué había hecho algo así, pero pensó que sonó muy bien. Todos lo vimos y no podíamos parar de reírnos. Le extraño cada día. 

Ruby: Ikey era el caballero que su madre, Sylvia, le había educado para ser y a él le encantaba. Siempre me ofrecía su brazo mientras caminábamos. A veces, íbamos a comer ostras y a beber champán cuando teníamos días libres. Siempre decía "Qué puedo decir, ¡tengo gustos caros!". Yo también, así que hacíamos un gran equipo.

¿Cómo fue el último concierto que hicisteis con Ikey?

Lillie: Fue un concierto especial. Increíble. Yo tenía un montón de energía. Me sentía muy feliz ese día. Fue un show alucinante, todo el mundo lo pasó muy bien esa noche. Es extraño, porque sucedieron todo tipo de cosas raras. Ikey estaba tan feliz como podía estarlo, amaba México. El trayecto de vuelta, desde la sala al hotel, fue muy divertido. Íbamos en una furgoneta y todos estábamos charlando; Ikey era el que más gritaba, estaba muy hablador y chistoso. Nos reímos mucho con él [risas]. Siempre lo hacíamos. Pero esa noche íbamos hablando de no sé qué tema religioso, porque él había sido Testigo de Jehová cuando era joven. No sé porqué salió así pero fue una conversación muy religiosa en el fondo, ya sabes... 

¿Podéis resumir cómo fue tocar con él?

Lillie: Asombroso. Le quería mucho. Era una de las personas más comprensivas que he conocido, te apoyaba en todos los sentidos, desde musicalmente hasta como mujer. Defendía el papel de las mujeres en la música más que nadie que haya conocido -bueno, junto con Jack también. Con ellos es un tema del que no hay ni que hablar, se da por hecho. El resto del mundo habla sobre ello pero ellos simplemente creen que eres perfectamente capaz de hacer lo que hace el resto. Pero Ikey siempre... Era alucinante. Me encantaba tocar con él, me aportaba mucho. Te miraba y te sonreía, como diciéndote "¡bien hecho!" [risas].
Ikey y yo fumábamos siempre juntos. Antes del show me llamó, estábamos detrás de unas letrinas portátiles, y me dijo... Yo soy muy insegura a veces, otras todo lo contrario, y estaba preocupada por tener que cantar una parte de una canción. Cuanto más lo intento, más me bloqueo. Y me dijo "Tienes que ir a por todas, ¡hazlo! ¡Libérate!". Era muy alentador. Nunca llegué a hacerlo [risas]. Pero quería. Él siempre me animaba.

Imagino que él siempre iba a por todas...

Lillie: Más que nadie. Mas que nadie que conozca. No tenía miedo a nada, solo lo hacía. Qué podía perder.

Para terminar, un audio de esos que ponen de manifiesto que el feeling de Ikey Owens era el complemento perfecto del libre albedrío de Jack White...



[No te pierdas la última entrada, próximamente: "Estoy en la banda de Jack White (IV)"]


Tambien Te Puede Interesar

4 comentarios

  1. Entre la sensibilidad semanal que me da, y leer esto sobre Ikey soy un mar de lágrimas yo perdí a un amigo que también me apoyaba mucho así que sé como se siente lillie :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento oir eso, es una de las peores cosas que te pueden ocurrir en esta vida...

      Eliminar
  2. Esto es genial subi la ultima parte por favor!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, prometido. De esta semana no pasa... Gracias por el recordatorio!! ;)

      Eliminar

Formulario de contacto