Batería Entrevista

Daru Jones: el arma ¿secreta? (2/2)

4/05/2015P. O'Leary

Rematamos la entrevista que Esquire mantuvo con Daru Jones, el baterista que ha acompañado a Jack White en sus dos giras como solista, enfocándonos -como anticipé en la primera parte- en la combinación ganadora que ambos han formado en las actuaciones en directo del músico. Una relación improbable a priori, por sus pronunciadas diferencias estilísticas, que, contra todo pronóstico, no ha hecho más afianzarse durante los dos últimos años.

Daru Jones y Jack White - Ceremonia de los Grammy, 2013 [Photo credit: Robert Gauthier]

"Jones no fue el único baterista que trabajó con White en su debut como solista, y solo una de sus colaboraciones acabó colándose en Blunderbuss, "Trash Tongue Talker", que Rob Sheffield de Rolling Stone señaló como "brillante funk hippie". Pero cuando llegó el momento de hacer el tour del álbum, Jones fue escogido para tocar la batería en la banda íntegramente masculina, denominada The Buzzards. También había una banda femenina, The Peacocks. White cambiaba las bandas de ciudad a ciudad, a su capricho; de acuerdo a lo que dice Jones, no sabían cuál de las dos tocarían hasta que recibían un mensaje de texto o un email en la misma mañana. Y, por supuesto, la set-list cambiaba más impetuosamente noche tras noche, como es costumbre en White. Pero Jones está familiarizado con el jazz, la improvisación y aprende rápido; así que este tipo de arreglo se le ajusta bien.

"Estamos en una montaña rusa, igual que el público" dice Jones. "A veces, Jack se acerca y nos susurra cuál es la siguiente. Pero otras, tenemos que escuchar lo que sea que esté tocando. Es totalmente libre, va sobre la marcha. En ocasiones, tocamos material que no he oído en mi vida. Porque sinceramente no conozco todo el catálogo así. Así que él empieza y yo pienso -Vale, esta bien. OK, te sigo-. Es igual que el jazz, llamada y respuesta. Pero así es cuando sabes que estás tocando con buenos músicos. Hace que cada noche sea interesante. Porque lo que pasó la noche anterior no es lo mismo que va a pasar esta noche".

Daru Jones reconocido por su aportación al Disco de Oro de Blunderbuss [vía RUSIC RECORDS]

Inicialmente, Jones no estaba versado en el trabajo de White. Tampoco era completamente consciente del nivel de estrellato del rock de White, lo que acabó jugando a su favor. "Cuando hicimos el single con Black Milk, en realidad no me daba cuenta de dónde me estaba metiendo. Pero entonces hice mi investigación y me dije -¡Vaya! ¡Este tío es auténtico!- Supongo que como era algo que no sabía, no me afectó. Cuando sabes que estás trabajando con una celebridad, a veces te influye. Te pone nervioso. Sabía que era una gran oportunidad, pero solo estaba jugando a tocar".


Fue el estrecho conocimiento de Jones sobre el trabajo de otro músico rock el que, de hecho, ayudó a cimentar la relación con White. "Una de las primeras cintas VHS instructivas que mi madré me consiguió fue una de Terry Bozzio, que tocaba la batería con Frank Zappa. Yo estaba muy metido en Zappa, cuando era un adolescente. Lo que me causó bastantes problemas en la iglesia porque yo intentaba tocar esos poliritmos y extraños tempos, y mi madre me decía -¡¿qué estás haciendo?!-. Cuando fui a Nashville para empezar a ensayar para el tour de Blunderbuss, le dije a Jack que me gustaba Terry Bozzio. No creo que se esperara que yo dijera algo así. Otro compañero de banda me contó que dijo -este tío va a ser amigo mío-.



Por más que la afinidad de Jones por el rock progresivo de Terry Bozzio le sirviera para ganarse la simpatía de White, sus credenciales en el mundo hip-hop fueron más valiosas en Lazaretto. El álbum contiene marcados matices hip-hop. Como White dijo a KROQ, el tema que da título al disco fue directamente inspirado por el clásico hip-hop "Cha Cha Cha" de MC Lyte. Llega a rapear en "That Black Bat Licorice", para la que contó, como invitado especial, con Q-Tip en el show del MSG.



[Aquí Daru estaba 'como pez en el agua'...]




White, otra vez, contó con varios bateristas para grabar Lazaretto. Pero, de nuevo, se llevó a Jones con él a la carretera. Y, en esta ocasión, solo hay una banda. "Esta segunda vez, creo que las cosas están más ajustadas porque hemos estado tocando de manera constante", dice Jones. Juanto a él y a White, están el bajista Dominic Davis, la violinista/vocalista Lillie Mae Rische, el multi-instrumentista Fats Kaplin y el tecladista Dean Fertita; que sustituyó a Ikey Owens, el pasado octubre, tras el fallecimiento de Owens a causa de un infarto, cuando la banda estaba girando en México. "Jack contrata a todo el mundo por un motivo", explica Jones. "Todos aportamos algo. Es una colaboración".

Pero White dejó claro a Jones, desde el principio, que su papel conllevaba una responsabilidad extra. "Por mi experiencia, el baterista siempre está detrás. Aunque nuestro trabajo sea importante, no se nos reconoce demasiado nunca. Jack me dijo -Mira, todo el mundo es genial... Pero yo toco para la batería-. Probablemente, ya sabes, porque con White Stripes solo estaban él y Meg. Así que eso me permitió saber que mi trabajo iba a ser muy importante."


Jones tiene mucho respeto por el estilo de Meg White. "Es un desafío tocar de modo tan básico" dice. "Es como escribir un mensaje en Twitter, decir algo enorme de un modo tan abreviado es un desafío". Y lo lleva al punto de interpretar todo el material de White Stripes tal y como fue escrito, sin fills ni solos superfluos. "Creo que eso es algo que me ha ayudado a conseguir un par de trabajos más que al siguiente" comenta Jones."La gente sabe que presto atención al detalle. Quiero aprenderme la música de la manera más fiel al disco posible. Siento que mi trabajo es dar al público lo que han escuchado. A la gente les gustan las canciones por alguna razón concreta. Una de mis obligaciones es asegurarrme de que todos bailan. Pero si quieres que añada algo, lo haré -siempre llevo "mi mochila" conmigo a todas partes."

Mochila es algo de lo que Jones no carece. Es muy meticuloso con su forma de vestir. Sobre el escenario, típicamente combina una gorra plana Kangol con una camisa desabotonada, que al final del concierto suele lucir tan impecable como al principio. Fuera del escenario, casi siempre viste de Adidas de pies a cabeza. Si le juzgamos por las fotos de su perfil en Instagram, nunca lleva las mismas shelltoes o el mismo chándal dos veces. Y luego está su estilo a la batería. A menudo toca de pied, levantándose a mitad de canción. Alterna entre grip tradicional y matched grip [son variantes a la hora de agarrar las baquetas], exagera el golpeo de los platos y levanta los brazos al cielo incitando a la multitud a dar botes.

"Creciendo en Michigan, he visto a un montón de tipos que tenían maestría escénica" dice. "Así que lo aprendía pronto. Incluso si tocas de modo simple, tienes algo que te hace único y destacar del resto, porque hay un millón de bateristas ahí fuera. Pero ese tipo de cosas, no son un truco. Cuando lo hago, me sale del corazón. Me convierto en la batería, si es que eso tiene algún sentido. Lo siento, así que quiero que todos vosotros lo sintáis también".

Las más de 18.000 personas que se citaron en el Madison Square Garden lo sintieron con certeza. "Ha sido la audiencia más ruidosa para la que he tocado aquí [refiriéndose a NYC]" dijó Jack White antes de dejar el escenario. El tour de Lazaretto continúa hasta mediados de abril, con paradas en Las Vegas, Sudamérica, Hawaii y siendo cabeza de cartel en Coachella. Ese es un largo camino desde una pequeña iglesia en Michigan -aunque, oír a Daru Jones contarlo, no lo hace menos sagrado.

"Tenía grandes sueños. Quería ser un músico global. Siento que el don con el que he sido bendecido no estaba solamente unido a la iglesia. Ese era mi reto. Y ahora... Siento que las puertas del cielo se han abierto para mí."

¡Amén, Mr. Jones!


Tambien Te Puede Interesar

6 comentarios

  1. Yo también lo vi como pez en el agua ! Fue muy genial ver eso.

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias por todo lo publicado , es genial , igual que tu trabajo!

    ResponderEliminar
  3. Saint Daru, más halla de su carisma que es indudable ( robarle un poco de atención al mesías no es tarea facil ,cuack) , musicalmente puede transformar una canción desde la bateria como pocos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saint Daru! Jaja. Desde luego forma parte de mi santoral personal ;)

      Eliminar

Formulario de contacto