Jack White Media

Una banda, una marca (vender vs. "venderse")

1/10/2015P. O'Leary

Cuando los mundos de la música y la publicidad convergen, los pilares mismos de la civilización se tambalean. Quizás no ocurre en todos los casos ya que nuestras expectativas sobre, según que artistas, varían enormemente. Me refiero a esa clase de la que no nos lo esperamos porque, aunque ninguno sea tan ingenuo para reconocer que con su trabajo hacen fortunas multimillonarias, preferimos aferrarnos a la idea de que son 'inmaculados' y que hacen lo que hacen solo por devoción.


En estos últimos casos, cualquier incursión en las turbias aguas de la publicidad (que, para muchos, es igual a "hacer caja") representa una amenaza de ruptura del equilibrio del universo que desencadena reacciones de magnitud 8.1 en la escala de Ritcher.

Pero ¿vender es igual a "venderse"? Lo vemos. Antes, una pausa para la publicidad...



Hace un tiempo, uno de vosotros me solicitó dedicarle un post a esta canción: "Love Is The Truth" y mi primera reacción fue pensar -¡polémica asegurada!- porque Jack White lleva vendiéndonos "su producto" -sin misericordia- desde el principio de los tiempos, pero de una forma tan básica y emocional que casi ni nos damos cuenta.

Cosa bien distinta es que se ponga al servicio de una marca comercial para promocionar 'otro producto'. Esta nos gusta menos. Al menos eso se deduce del aluvión de críticas que siguieron al estreno de este spot en primavera de 2006, durante la emisión de los MTV Australia Video Music Awards, y que supuso la confirmación de su largamente rumoreada colaboración con Coca-Cola. Que escribiese la canción solo con ese fin y a título personal -completamente al margen de los Stripes-, no le libraría de ser sometido un juicio público y de acabar, casi, en la hoguera ¡por hereje!

Jack White, sobre su colaboración con Coca-Cola

Algunos, como Noel Gallagher, se ganaron un lugar preferente en el Olympo de los "mejores insultos" que un artista le ha dedicado a otro -ya sabéis, lo del Zorro y los donuts-. En ese momento, la gira de Oasis estaba siendo financiada por Toshiba (que andaba vendiendo un teléfono móvil que incluía el vídeo oficial de su ultimo single y 5 canciones de la banda en directo pero no es lo mismo ¿no?). Otros, menos ingeniosos pero igualmente duros, le tacharon de haber vendido su alma al diablo... ¡otra vez! [debía ser la 3ª o 4ª que le vendía]. Medalla especial al mérito para los medios británicos en este apartado, 'le tenían ganas'...

En lo estrictamente musical es una canción chispa-de-la-vida-style: ligera, pegadiza, feliz... Todo lo esperable. Menos los trombones, esos no se los esperaba nadie. El vídeo de la canción fue dirigido por el japonés Nagi Noda (muy comparado con el que Michel Gondry realizó para "The Hardest Button To Button"). Un par de años depués, White acabaría bastante enfadado con Coca-Cola (y con Sony Pictures) por haber utilizado una versión instrumental de "Another Way To Die" en otro anuncio, esta vez de la Zero (que, para mayor ironía, es la que bebe él), sin su consentimiento y antes de que se estrenase Quantum Of Solace.

Pero la relación de Jack White con la publicidad es infinitamente más interesante y gratificante cuando se trata de promocionar su propio 'producto', prueba de ello es que ha sido objeto de numerosos análisis por especialistas del sector. Y es que el talento de Mr. White para la estrategia comercial no conoce límites. Lo más impresionante es, como decía al principio, que nos llega de manera intuitiva, tal y como él la concibió.

Funcionó a la primera. Cierras los ojos, piensas en The White Stripes y, además de la música, no hay manera humana de evitar que te vengan a la mente un sin fin de imágenes: vemos a Meg, vemos a Jack, vemos los colores, las portadas de los álbumes, la Airline,... Imposible confundirles con ninguna otra banda.

Pero ¿qué es lo que les hace tan identificables? Es una banda sin logotipo (The Rolling Stones son una banda con logotipo). Tampoco tienen una tipografía única, hemos visto su nombre escrito de mil modos distintos. ¿Su imagen? Nada tiene que ver la imagen infantil de sus comienzos con la del tour de Elephant, por no mencionar el ejemplo más obvio, Satan.

Entonces, todos tenemos una imagen de marca clarísima de una una banda ¡¿sin marca?! Según los expertos, la culpa la tiene un color. Todo el diseño de una marca tan icónica como "White Stripes" está fundamentado, en realidad, en el color rojo.

A una muy buena idea inicial (no tan premeditada como presumimos, cómo no se cansa de repetir Jack), la de presentar al dúo envuelto en un esquema tri-color; le siguió un desarrollo en el tiempo, esta vez sí, magistral. Un branding definido por los profesionales, como la agencia Truly Deeply, como brillante. Por su simplicidad y su efectividad. Dicen que el dúo "se adueñó del rojo" y basta una búsqueda rápida en Google para darse cuenta de que es así.


Una paleta de colores comúnmente asociada a bandas de rock alternativo (véase The Stooges, como ejemplo) pero que ellos elevaron al máximo nivel. Y no es ninguna insignificancia porque lograr una vinculación tan fuerte con ese color, permitió a la banda libertad absoluta para cambiar y adaptar el resto de su lenguaje visual. Siempre que hubiera rojo, encajaba. "El objetivo" continúa la agencia "es permanecer relevantes en un entorno cambiante".

Tener un rasgo diferenciador tan claro y consistente "permitía a diferentes artistas y diseñadores coger su marca y trabajar con ella". En definitiva, manteniendo el rojo bajo control, podían permitirse jugar con el resto de elementos; lo que contribuyó a que la la imagen de la banda siempre fuera fresca y por delante de sus competidores.

Trabajos de diversos diseñadores en torno a la marca "The White Stripes"

Si pensamos en el resto de las bandas de Jack White o, inclusive, en su carrera en solitario, el patrón se repite matemáticamente. Por algo será. Vender o venderse... ¡Solemne tontería!


Tambien Te Puede Interesar

9 comentarios

  1. Me da igual por que es un genio ! Excelente tu entrada como siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la conclusión correcta, jajaja! Gracias

      Eliminar
    2. Si no te molesta¿ Podrías traducir little ghost ? Habías hecho una entrada que hablara del tema, pero no encuentro por ningún lado la traducción del tema, y mi ingles no es demaciado bueno jajaja.

      Eliminar
    3. Little ghost, little ghost
      One I'm scared of the most
      Can you scare me up a little bit of looooove?
      Eso está hecho! ;)

      Eliminar
  2. Muchas gracias por cumplir mi petición, excelente articulo como siempre. Como pensaba el mensaje de la canción, un mensaje de amor universal, a sido opacado por la "polémica" causada por su uso comercial nada mas ni nada menos por el gigante de comercialización que es coca-cola, el cual a mi muy personal parecer no es tan así ya que el "spot" no fue emitido mucho televisivamente es mas creo que solo fue en Australia (favor corregidme si me equivoco :-P ) y no se hace mucho énfasis en el producto (mas que mostrar la botella y la marca), en cambio el vídeo y la canción se enfoca en compartir con el prójimo y ser buenos con otros (de nuevo muy a titulo personal) un mensaje que seria muy bueno que todos escuchemos y sigamos, que ironía (quizás intencional) que sea usado para "vender" por una gigantesca internacional.
    The 3rd Sun,-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada. Tienes toda la razón, el spot solo fue emitido en Australia y nunca llegó a EEUU, menos mal porque le estaban esperando. Gran parte de la controversia fue consecuencia de que la colaboración fuera con Coca-Cola porque todos sabemos que la persigue la polémica allá donde vaya, precisamente porque sus fantásticas (que lo son) campañas publicitarias ensalzan una serie de valores que, luego, no parecen poner en práctica. Ese rechazo a la compañía junto con las ganas que tenían muchos de pillar a Jack "ese ejemplo de ética profesional" en un renuncio, empañaron todo lo demás. La realidad es que todo el mundo sigue bebiendo Coca-Cola y Jack no necesita demostrar nada a nadie después de casi dos décadas de carrera.

      Eliminar
    2. Me encantaría haber escuchado esta canción en vivo pero lo veo muy difícil :C
      Yo creo que realmente fue coca-cola la que se vendio a Jack White Xp

      muchas gracias por tu sitio y las reseñas que publicas saludos desde Chile :)

      Eliminar
  3. Money money money esa es la respuesta , o alguno piensa que Jack White esta al margen de cuestiones como el dinero o el poder . No esta buscando salvar al mundo ,hasta donde se...

    ResponderEliminar

Formulario de contacto