Jack White Media

Los mejores momentos de la "Big Interview" de Jack White

9/21/2014P. O'Leary

No hace falta ser un genio para darse cuenta de que Dan Rather ha sucumbido, tras la Big Interview que la cadena AXStv dedicó a Jack, al -últimamente, muy contagioso- síndrome de White. Que, para mí, es a la música; lo que el síndrome de Stendhal es a las obras de arte florentinas. El primer síntoma que manifestó el periodista fue introducir a Jack White como "uno de los artistas más interesantes y sorprendentes que jamás ha conocido". Seguro que muchos habéis pasado por ese punto, en algún momento, y mirad cómo habéis terminado... ¡Leyéndome a mí!


La edición definitiva del vídeo de la entrevista -sin contar con las escenas eliminadas, que también hemos podido ver estos últimos días- tiene una duración aproximada de 50 minutos. Y, en ese espacio, a dos conversadores natos, como el periodista y el músico, les da tiempo de sobra a abordar temas que abarcan lo humano y lo divino. Como hice en el mano a mano entre Jack y Conan O'Brien, he pensado compartir -para los que estén regañados con el inglés- algunas de las pinceladas más interesantes de la conversación. Pero merece la pena verla al completo, ¡aunque no entendáis ni una palabra! Aquí va...


La traducción es libre y, salvo excepciones (en las que comparto las preguntas y respuestas literales), he creído que resultaría más dinámico sintetizar algunos de los momentos más interesantes.

Cómo describirías el estilo "Jack White" desde la perspectiva musical...
"Si estuviera lo suficiente orgulloso de él, como para explicarlo, diría que persigo la verdad, porque el blues es la verdad para mí". Jack matiza que se trata de una aspiración asimilable al derecho inalienable de la "persecución de la felicidad" recogido, por los Padres Fundadores de EEUU, en su Declaración de Independecia. "Intento llegar a eso y, por el camino, puede que consiga algo..."

Sobre escribir música...
A contrario de lo que la gente suele pensar, no tienes el control. "Te sientas ahí, te conviertes en una antena y simplemente dejas que ocurra a través tuyo". Cuanto más renuncies al control, pienso que más bello es el resultado. Se transforma en algo que no tiene casi que ver contigo. Cuando oigo una canción mía en algún sitio, siento como si no tuviera nada que ver conmigo y ¡me encanta sentir eso!

Sobre crecer en el seno de una familia profundamente religiosa...
Al comentar los orígenes de Jack White, Dan Rather le pregunta si todavía se considera una persona religiosa o espiritual. Jack explica el largo camino que ha recorrido desde que, siendo muy joven, se planteó ingresar en un seminario -con la intención de convertirse en cura- hasta su visión actual sobre Dios, que está claramente sesgada por las teorías cuánticas [la física 'de las posibilidades' cambia vidas, os lo digo yo]. Es un tema, comenta, que se replanteó especialmente cuando tuvo que afrontar la educación de sus hijos en esta materia.

No obstante, White tiene bastante cubierta su antigua necesidad de predicar la palabra (aunque sea la suya): Lo que hago en el escenario es bastante similar a lo que haría un predicador, desde el púlpito, en una iglesia baptista o alguna similar. En directo, intento llegar a un lugar, lejos de mí, donde pueda conectar con la gente y que todo tenga sentido.

Solo en tus mejores momentos a la hora de crear música, estás imitando la creación de algo desde la nada. Eso es algo que solo Dios puede hacer. Nosotros creamos cosas usando materiales pre-existentes. Pero en la música, sí puedes crear algo desde la nada. Estás creando algo que nunca ha existido antes. Pero no lo puedes saborear o mantener, es efímero. [Y con esto queda demostrado que no es naaada espiritual].

Sobre el diseño y su sentido de la estética...
Comentando la escena inicial de "It Might Get Loud" (en la que se ve a White construyendo una guitarra con una tabla, una botella de coca-cola y un par de clavos básicamente), el mítico Rather [digo "mítico" porque lo es, no se si sabéis que cuenta con un currículum espectacular y que, entre los numerosos hitos de su dilatada carrera, cuenta con el crédito de ser el periodista que dio la noticia del asesinato de John F. Kennedy, casi nada en los States...] afirma que captura la esencia de White como ninguna otra:

"He is a musician but he's also a builder with a meticulous aid for design"

Todo empezó, indica el periodista, con Third Man Upholstery en Detroit y destaca los paralelismos, en cuanto al esquema de colores, con el sello discográfico actual del músico, Third Man Records. Ambos dialogan sobre la trascendencia del aspecto estético a la hora de vender un producto, en este caso: el propio artista. Cuando te subes al escenario, haces unas elección: llevar vaqueros y camiseta -que al final se ha convertido en un uniforme más- o vestirte para impresionar (como hacía Elvis, por ejemplo). Todo depende de lo que estas intentando comunicar.

De nuevo, insiste en que la estrategia del rojo, negro y blanco de The White Stripes era una barrera, una especie de filtro para el público.

"Cualquier truco que puedas utilizar para conseguir que la gente se interese por la historia que quieres contar... está bien para mí".

Sobre la sensación que está causando el ULTRA LP de Lazaretto...
Jack, que más adelante confiesa que no esperaban semejante éxito de ventas, cree que está relacionado con que la gente se ha dado cuenta de que las cosas se han vuelto completamente invisibles en la música, a nivel de escucha -aludiendo a los formatos digitales-. "Es la única área del negocio musical que está creciendo, lo que es asombroso".

Dan, que se había estudiado muy bien la lección, le pregunta directamente ¿la tecnología hace que el arte sea mejor? Y Jack, tras pensárselo un par de segundos, contesta "Sí, lo hace. Pero la tecnología es casi ilimitada y llega un momento en el que tienes que parar... Todo el mundo piensa que no me gusta la tecnología, pero me gusta: conduzco un coche eléctrico, de Tesla; escucho canciones en un ordenador cuando estoy escuchando cosas... pero sé cual es la versión real: si escucho una canción en un iPod, sé que el disco es lo real; si grabo una demo en un ordenador, mientras estoy de gira, sé que lo que realmente quiero hacer es grabarlo en cinta en mi estudio.

Aquí empieza el tour por la sede de TMR: el almacén, la cámara acorazada (¡the vault!) en la que White guarda sus másteres, los artefactos musicales que están a disposición del público en la tienda...

Sobre Detroit y Nashville...
La pregunta obligada en todas las entrevistas que concede Jack White. Solo que, en esta ocasión, va un poco más allá. Habla sobre el cinismo de Detroit. Sobre los problemas a los que se enfrentó, cuando White Stripes irrumpieron en el circuito comercial mundial. En como se pasaba el 90% del tiempo pensando en qué más podía hacer por la gente, de su circulo, para no herir sus sentimientos. Lo relaciona con que la gente no triunfa muy a menudo allí, a diferencia de otras ciudades como L.A.

Y continúa contando por qué Nashville era el lugar perfecto. Su mirada a la música, desde la perspectiva country, era tan diferente a la suya propia que pensó que allí no habría ese sentimiento de competitividad [Los Black Keys han demostrado que se equivocaba, claro que ellos no estaban allí cuando el tomó la decisión de mudarse].


Rather le pregunta si esas tensiones, en Detroit, a las que se está refiriendo tuvieron algo que ver con el descubrimiento de que él y Meg White habían estado casados. Y, en una maniobra maestra, Jack elude completamente la cuestión. La deriva contestando que nadie tenia problemas con Meg porque ella es muy tranquila y tímida. Pero él, en cambio, es muy extrovertido. Dice, es como si la gente, ahora que eramos conocidos globalmente, no supiera cómo comportarse contigo. Detroit es como un pueblo pequeño, a pesar de su tamaño, especialmente en la comunidad que nosotros frecuentábamos.

Qué nos dice tú música sobre el país en que vivimos ahora...
Hay gente que escucha mi música que piensa que soy una especie de "retro-ista", que solo quiere que las cosas sean del modo que solían ser y puedo entenderlo... Pero realmente quiero que el ahora y el futuro sean tan hermosos, como siento que eran las cosas cuando echo la vista atrás.

Vuelve a culpar a las nuevas tecnologías de todos los males del universo. Habla sobre cómo todo el mundo se siente con derecho a hacer o decir lo que le de la gana, sin medir las repercusiones (precisamente el concepto central de su canción "Entitlement"). Uno de los problemas es que la gente es feliz con la réplica, se conforma con eso.

Sobre los géneros que practica y sus influencias...
Dan le lanza un mini-cuestionario sobre cuáles son sus canciones favoritas en cada uno de los siguientes géneros:

Country: Jack elige "Cold, Cold Heart" de Hank Williams y "Don't Come Home A Drinkin'" de Loretta Lynn.
Rock: Aquí es incapaz de decantarse por una y destaca el "Fun House" de The Stooges. A pesar de que no contiene hits, tiene lo que tiene que tener: ¡Actitud!
Blues: Sorpresivamente, o no tanto, se decide esta vez por "Dark Was The Night". La anécdota de que el disco de oro del Vogayer no incluye ninguna canción de The Beatles, por un tema de royalties no tiene precio [claro, los alienígenas se convertirían automáticamente en delincuentes: pirateando música por toda su galaxia, ¡dónde vamos a llegar!]

La sorpresa mayúscula de la entrevista para mí [no, no estoy pensando en el final... Cuando dice que es increíblemente guapo, jaja] fue que Dan Rather le preguntase por qué canción le gustaría que sonase en su propio funeral, si tuviese que elegir entre las que él ha compuesto. Sorpresa porque hemos quedado en que Jack White es ¡inmortal!, así que es absurdo interrogarle sobre esta cuestión. Y doble sorpresa porque, siempre que le han preguntado al respecto (efectivamente, no es la primera vez), ha dicho que lo tiene muy claro pero que prefería no decirlo. De hecho, se supone que lo tiene por escrito, y a buen recaudo, para que se respete su última voluntad en este sentido.

Su elección, "The Same Boy You've Always Known" [Difícilmente olvidaré este dato].
....

Pues nada, en vista de que las dos únicas canciones de Jack que he mencionado en el post de hoy, son precisamente las que nos enseñaron los amigos de La Blogothèque... toca repetir vídeo. Digo repetir porque lo compartí en las redes sociales pero es que no se me ocurre mejor final. Si os lo sabéis de memoria, no estáis obligados a verlo, claro.


[Por cierto, justo cuando estaba buscando material para rematar la entrada, me he percatado de que COS y la Rolling americana habían dedicado sendos artículos a la entrevista. ¿Habéis visto el título del de la Rolling Stone? "Jack White: 'Cynical Environment' Of Detroit Led to Nashville Move" (se superan día a día, no volveré a enlazarles jamás)].

Tambien Te Puede Interesar

6 comentarios

  1. Tengo unos zapatos muuy parecidos a los de White en la foto.
    Y no, no es coña ni postureo, los compre en Zara :http://static.zara.net/photos//2014/V/1/2/p/2301/302/100/2/w/1920/2301302100_2_1_1.jpg?timestamp=1403715749887

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, ¡realmente bonitos! Pero ahora te voy a dejar muert@ si te digo que yo tengo otros que se parecen aún más, cuando se los vi ¡me quedé de piedra! Nos traiciona el subconsciente o algo...

      Eliminar
  2. Vaya, si, esta entrevista ha sido de lo mas interesante, me ha gustado mucho. No podía creer mis oídos cuando le pregunto por la canción que querría que fuese tocada en su funeral, es tan deprimente :( no me gusta pensar en la innegable mortalidad humana y mucho menos en el momento en que eso le pase a el, gracias... Es una locura, bueno, en general me encanto verla, se le notaba que estaba muy a gusto :) lo que si es que me costo mucho entenderle al señor Dan Rather, su voz es muy grave, tenia que deducir las preguntas en base a las respuestas de Jack.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es verdad. A Rather hay que escucharle un par de veces... Me alegro que te gustase la entrevista, a mi también me pareció muy interesante.

      Eliminar
  3. Gracias por la traducción, yo soy de las que todos los días me peleo con el inglés y casi siempre termino perdiendo, sobre todo con el hablado, pues me llevo mejor con el escrito.

    ResponderEliminar

Formulario de contacto