Caras B Colaboraciones

La eterna polémica de los covers de Jack White

7/27/2014P. O'Leary

Aparco momentáneamente la entrevista con MOJO para sacar a relucir una de las controversias más recurrentes en la trayectoria de Jack White -y que no está del todo desvinculada de esas "nociones de pureza" a las que aludía el músico en su conversación con la publicación inglesa- ya que parece haber retomado fuerza últimamente a consecuencia de los muchos y variados covers que está integrando en los shows de su gira este año 2014. 


Hasta tal punto es así que hará un par de días, alguien twiteaba que no entendía cómo el Corona Capital había 'fichado' a White teniendo en cuenta que lo único que hace -y transcribo literalmente- es "tocar un 90% de canciones de The White Stripes y un 10% de covers". No merece la pena que pierda el tiempo explicando el "analfabetismo musical" implícito en el comentario porque tod@s conocéis, tan bien como yo, los set-list de muchos de los conciertos del tour de Lazaretto; pero si me sirve de punto de partida perfecto para la reflexión que traigo hasta el post de hoy. 

Esta polémica relativa a las versiones que Jack ejecuta en sus directos no es nueva ni original, le lleva persiguiendo desde el principio de su aventura. Pero, de tanto en tanto, se recrudece y los de siempre aprovechan el tirón para echarse las manos a la cabeza clamando al cielo por el exterminio del artista de Detroit para que, de una vez por todas, deje de castigar al mundo con su overrated music [contrariamente a la opinión generalizada de sus fans, la palabra con la que más se asocia al músico no es struggle o tangible sino overrated...¡por goleada!]. El último atrevimiento del "sobrevalorado" Jack White ha sido imperdonable. Y es que, según sostienen las mentes puras que habitan entre nosotros, él solito se ha ganado un acceso VIP a las profundidades del Averno, osando a versionar en el Chicago Theatre nada menos que el "Manic Deppresion" de The Jimmy Hendrix Experience


En definitiva, no tenía bastante con "destrozar" [esto también es literal] los clásicos de los pioneros del Delta Blues (cuya existencia desconocería la mitad del planeta sino fuera gracias a él), del omnipotente Bob Dylan (que lejos de limitarse a invitarle a actuar con él y ofrecerse a arreglarle la valla de su mansión en Nashville, le devolvió el favor prestándose a interpretar "Ball&Biscuit") u otros grupillos, sin mayor relevancia histórica, como Led Zeppelin (algo que parece honrar al propio Jimmy Page, quedó claro cuando, 4 años después de su aparición conjunta en It Might Get Loud, el 'dios' de la guitarra británico solicitó a White participar en el libro que Brad Tolinski le estaba dedicando). Decía que no satisfecho con eso, ni con colaborar con The Rolling Stones o con Neil Young, por mencionar otro par de desconocidos, ahora le da por meterse con Jimmy Hendrix. ¡Hasta aquí podíamos llegar! ¡¿Qué será lo siguiente?! [suponiendo haya un 'siguiente' después de Hendrix, para mí no lo hay].

La única conclusión que soy capaz de extraer es que las estrechas mentes de algunos de los seguidores de cualquiera de los anteriormente mencionados, les incapacitan para ver con buenos ojos que Jack White rinda tributo a estos aristócratas de la música aún cuando los propios protagonistas, a los que ellos veneran, se sienten halagados por ello. ¡Pues nada! A seguir profiriendo insultos a lo largo y ancho de internet. Cualquier cosa, antes de reconocer que quizás, solo quizás, el señor White tiene algo, no digo mucho, digo "algo" de talento y de actitud. 

A él, como todos los que no le odiamos sabemos, le importa más bien poco y seguro que no se va a "cortar un pelo" a la hora de seguir con sus covers, lo mismo le da que se llamen Jay-Z, Lorde, Kanye West o Metallica. Al fin y al cabo, los demás tampoco lo hacen. Para muestra... 


Ahí va la réplica de Jack White con dos de sus versiones de este 2014. El primero es sencillamente brillante, la cara B del single de "Lazaretto", "The Power Of My Love" de Elvis Presley [¡Con un par!].


El segundo, la versión de la polémica de la semana "Manic Depression" del, ni que decir tiene, inigualable Jimmy Hendrix.

video

Tambien Te Puede Interesar

6 comentarios

  1. No entiendo la incapacidad de reconocimiento en su talento, la falta de humildad está en crecimiento dentro de esos puristas que no dudo no tengan ni el nivel y puedo asegurar que es puritita envidia. La genialidad de Jack White nadie se la quita ni aunque intenten tapar el sol con un dedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario Gaby! A mí lo que nunca dejará de sorprenderme es que toda esta gente desperdicie tanto tiempo de sus preciosas vidas en ver las actuaciones de un tío al que definitivamente odian, solo para poder criticarle. Es masoquismo puro y duro.

      Eliminar
    2. Es cierto, desperdician su tiempo en quererle ver para odiarle mas, buen punto. ;)

      Eliminar
    3. Supongo que así reafirman sus frágiles egos, ¡criaturitas! :)

      Eliminar
  2. jack es un crack. a quien le guste o no de hecho me a sucedido algo extraño con el. mis amigos o conocidos que no comparten el genero rock y demas cosas cuando ven en vivo a jack de solista por ejemplo bonaroo 2014 o the raconuters (no es solista ahi pero tmb buena banda que armo) les gusta y quedan enloquecidos con sus recitales es muy extraño no me pasa con nadie. Hay que reconocer que es algo fuera de lo normal hoy en dia y mas cuando siento que el rock se esta perdiendo de cierta manera... y pocas bandas recuperan la escencia esa que hace que sientas que sos un titan cuadno lo es cuchas enjaulado :) jajaja o un niño malo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, me ha encantado tu descripción de cómo te hace sentir. Personalmente siempre pensé que nadie conseguiría transmitirme nunca la misma emoción que ciertas bandas de rock clásicas, ¡al menos nadie menor de 60 años! Luego me encontré con Jack (primero con The White Stripes y luego con sus proyectos posteriores) y logró poner mi mundo "patas arriba". Hace todo con tanta intensidad que acaba contagiándote...

      Eliminar

Formulario de contacto