Colaboraciones Directo

The White Stripes y The Strokes: aliados

1/02/2014P. O'Leary

¡Feliz Año a tod@s! Espero que hayáis disfrutado de las fiestas. Para inaugurar el 2014, nos centramos en una coalición, bastante festiva también, sobre la que pasamos de puntillas en la serie "Historias desde la carretera". La relación entre dos de las bandas musicales que posiblemente más titulares acapararon a principios de los 2000. The White Stripes y The Strokes, más allá de diferencias estilísticas, compartían un punto de realismo musical que les hizo coliderar el título mundial de salvadores del rock durante unos gloriosos años (sin olvidar a otros como The Hives o The Vines).


Ambos siguieron en sus comienzos trayectorias similares, se formaron a finales de los 90' y saltaron al siguiente nivel casi al mismo tiempo: los de Detroit con la publicación de White Blood Cells y los de Nueva York con su excelente Is This It (los dos de 2001). A destacar que los Stripes tuvieron que esperar hasta el tercer álbum para conseguir cierta atención, mientras que la banda liderada por Julian Casablancas hizo pleno a la primera. También es verdad que nunca volverían a hacer un trabajo tan notable como el de su álbum debut. En el caso de Meg y Jack White, lo mejor -al menos desde el punto de vista comercial- aún estaba por llegar, como todos sabemos.


Evitando entrar en el manido bucle de la comparación, se llevan años confrontando sus discografías para determinar si la contribución de unos fue superior a la de los otros; lo importante es que de su puntual alianza se han heredado algunas píldoras de genialidad para la posteridad.



Seguro que ellos conservan más de un recuerdo memorable de aquellos tiempos, al final solo eran una pandilla de veinteañeros intentando no sucumbir (del todo) ante el tsunami de éxito que se les vino encima repentinamente. Pasando del anonimato y la familiaridad de 'los de siempre' a la persecución por parte de los fans, los medios y hasta los VIP de la época que se mataban por acceder a un blindado backstage para dejarse ver cerca de esos "fenómenos" de los que todo el mundo hablaba. El mismo circo en el que ahora se manejan como nadie...

Los demás nos acordamos sobre todo de sus actuaciones. O más bien de lo que cuentan sobre ellas los afortunados que las vivieron en primera persona. Según la leyenda, en Detroit todavía suspiran pensando en los dos conciertos que las formaciones ofrecieron conjuntamente en noches consecutivas en agosto de 2002. Al personal (relata la NME) le parecía que la primera actuación de la primera noche, a cargo de los Strokes, era insuperable. Después nadie daba crédito, cuando unos iluminados White Stripes, según los críticos, lejos de sentirse intimidados se crecieron ante la presión (cómo si Jack White supiera lo que es eso). Para delirio y estupefacción generalizadas, en la segunda se dice que ambos obraron 'el milagro de los panes y los peces' superándose a sí mismos [es uno de los primeros conciertos a los que asistiré cuando alguien invente la máquina del tiempo].



Nos lo tendremos que creer a la vista de que ambas bandas parecían estar en estado de gracia pocas semanas después, en los festivales de Reading y Leeds (UK). Fijaros bien en la posición que ocupan los Stripes en el cartel porque a partir del siguiente año, con el lanzamiento de Elephant, jamás se les volvería a ver tan abajo pero, sobre todo, fijaros en la performance de "Screwdriver" del Reading porque no tiene desperdicio.




Al final las únicas pruebas que nos quedan de aquella sinergia irrepetible son un puñado de fotos y el famoso vídeo de la intervención de Jack White en el tema "New York Cops" de The Strokes, extraído del show del 15 de Agosto de 2002 que los dos grupos dieron en el Radio City Music Hall de NYC.





Tambien Te Puede Interesar

0 comentarios

Formulario de contacto