Directo Guitarras

Jimmy Page y Jack White: unidos por el blues (III)

8/08/2013P. O'Leary

Visto para sentencia. Última entrada dedicada a una de las conversaciones recopiladas en el libro que el periodista Brad Tolinski le dedicó, en 2012, al dios de la guitarra Jimmy Page. Veinte años han dado para muchas charlas interesantes, sin duda, pero esta es la que tenía cabida en este blog, la que contaba con la presencia de Jack White como invitado de honor.

Jack White y Jimmy Page en la premier de "It Might Get Loud"

Brad Tolinski: Jack, ¿qué es lo que te impresiona del trabajo de Jimmy?

Jack White: Tengo recuerdos de "Whole Lotta Love” desde que tenía seis años. La tenía en cinta de cassette y siempre me daba un fallo justo al comienzo del solo de Jimmy porque la había rebobinado demasiadas veces hasta ese punto específico. Pero, ahora siendo adulto, lo que más me impresiona es que Led Zeppelin es el culmen del blues. Jimmy era capaz de enfocarse en los aspectos más potentes del género. Si existiese un interruptor para controlar la expresividad y la energía del blues, él era capaz de encenderlo a la máxima potencia.
Puedo darte un ejemplo de a lo que me refiero. En el DVD de Led Zeppelin, la banda toca una versión de "Dazed and Confused", en la televisión de Copenhague, que siempre me llega. Justo antes de la segunda estrofa, Jimmy empieza a hacer una serie de ruidos ásperos durante unos segundos, y es como una versión de Robert Johnson pero amplificada mil veces. Cuando Johnson lo hacía era el sonido más poderoso que podía alcanzar utilizando una guitarra acústica y un micrófono, en el caso de Jimmy era también el sonido más potente que podía conseguir en el contexto en el que estaba. Cuando tienes una visión como la de Jimmy, ese es el objetivo. Conseguir que todo sea lo más intenso posible.


Jimmy Page: Pero no era únicamente potencia, la atmósfera era también muy importante para nosotros. Intentábamos crear una atmósfera tan tensa que pudiera cortarse con un cuchillo. Nuestra meta era hacer música que resultase inquietante.

Brad Tolinski: Ambos sois guitarristas que también producís. ¿Qué significa la producción para vosotros?

Jack White: Lo que has dicho antes precisamente: tener una visión de cómo quieres que resulte algo. Al principio tenía miedo de que tener demasiado control pudiera percibirse como algo egoísta. "Canciones escritas por Jack White, producidas por Jack White, intepretadas a la guitarra por Jack White" y así. Pero lo que echó por tierra esa creencia es que yo sabía lo que quería conseguir y sencillamente era más eficiente haciéndolo yo mismo. No quería tener que discutir con nadie durante una hora sobre lo que quería hacer. Solo quería hacerlo.

Jimmy Page: Bueno de eso se trata, ¿no? Quién necesita a alguien más metiéndose en medio del proceso. Aunque uno esté equivocado...

Jack White: ...Por lo menos me equivoco yo.

Jimmy Page: De hecho, tengo que decir que aunque no esté en lo cierto, ¡el artista NUNCA se equivoca, Jack!

Brad Tolinski: Hay otra cosa inusual que os une a ambos: Zeppelin escribió una infinidad de riffs alucinantes, hooks increíbles, etc. pero raramente escribíais lo que llamaría, convencionalmente, un estribillo. Algunos de los hits más importantes de Led Zeppelin -“Stairway to Heaven,” “Kashmir,” “Over the Hills and Far Away”- no tienen estribillos. Lo mismo se aplica también a las canciones más importantes de The White Stripes, incluyendo hits como “Seven Nation Army” y “Blue Orchid”. ¿Era intencional?


Jimmy Page: Sí, era a propósito. Queríamos que cada parte de la canción fuera importante y tuviese movimiento. No había necesidad de refugiarnos en la seguridad que ofrece tener un gran estribillo. Si enfatizas una parte de la canción, trivializas el resto de la música.

Jack White: Por lo que a mí respecta, el riff de "The Wanton Song" de Led Zeppelin, por ejemplo, es el estribillo. Podría durar media hora y yo seguiría completamente cautivado y satisfecho. Es tan enérgico y conciso que nunca te aburre.

Jimmy Page: El riff puede adoptar el papel del estribillo en la psique del que escucha. Cuando eso ocurre, la totalidad de la canción es un gran estribillo. La idea de un riff hipnótico, como elemento principal de una pieza de música, ha estado presente desde hace mucho tiempo, bien hables del Delta blues, de Oriente Medio o de las culturas africanas.

Brad Tolinski: ¿Alguno de vosotros podría señalar una pieza musical que represente, en vuestra opinión, el ideal platónico de una gran canción?

Jimmy Page: Los pintores dicen que un cuadro nunca está terminado. Yo siento algo similar con la música. Nunca diría que algo es perfecto. Hay interpretaciones que generan muchísima emoción dentro de mí cuando las oigo, pero no puedo decir que sean perfectas.

Jack White: Esa es buena. Voy a decir que estoy de acuerdo con Jimmy ¡esta vez!

Texto extraído de "Light and Shade: Conversations with Jimmy Page". Autor: Brad Tolinski. Copyright © 2012. Publicado por Crown Publishers.

Tambien Te Puede Interesar

0 comentarios

Formulario de contacto