Jack White Media

Entrevista entre Jack White y Cate Blanchett (1/2)

7/01/2013P. O'Leary

Si bien la mayoría sabéis que no me gusta demasiado tratar cuestiones que tengan que ver con la vida privada de Jack White, soy de la opinión -lo he comentado en otras entradas- de que, para poder valorar al músico en todas sus dimensiones, es importante conocer ciertos aspectos personales (como su genial sentido del humor, por ejemplo). Por eso, de vez en cuando, me gusta recordar alguna entrevista suya y dejar que sea él mismo el que comparta lo que quiera. La de esta semana, tiene ya 3 añitos, es un bis a bis entre músico (entrevistador y autor del artículo) y la camaleónica actriz Cate Blanchett publicado por la revista Interview


"Todo el mundo sabe que Cate Blanchett es una gran actriz. De hecho, es una de las mejores. Puede interpretar a reinas. Puede interpretar a espías. Puede interpretar a maestras emocionalmente confundidas que mantienen affairs con sus estudiantes. Puede interpretar a ninfas de orejas puntiagudas. Puede interpretar a Bob Dylan. Y puede hacerlo todo sobre el escenario, en una película, en TV y probablemente en YouTube, si las circunstancias la obligasen. Ha obtenido premios, sí, y reconocimientos desde todos los rincones. De hecho, decirle a alguien que Cate Blanchett aparece en una película a menudo inspira la respuesta -Oh, Cate Blanchett-, que se ha aceptado como abreviatura internacional de -Oh, Cate Blanchett ha aceptado participar en esta película así que debe ser buena. Así que me guste o no, la entienda o no, debe haber algo detrás si no Cate Blanchett no la hubiera hecho-.Conclusión, Cate Blanchett: gran actriz.

Pero hay algo especial en el modo en que Cate Blanchett hace las cosas, en cómo piensa y cómo lleva sus asuntos, que no tiene que ver con ser una de las mejores actrices, sino con ser una artista. Por supuesto, hay pedazos de Blanchett en todas las mujeres (y hombres) a los que da vida, están la piel de porcelana y sus ojos delatores que, con frecuencia, hablan antes inclusive de que lo hagan su personajes. Pero las similitudes suelen terminar ahí. E igual que hay una diferencia entre un pintor y alguien que simplemente pinta cuadros [...], hay una diferencia entre una estrella de cine que hace películas y un actor que crea personajes. A veces, es difícil descifrar dónde radica esa diferencia y el arte más interesante es aquel que traspasa las fronteras de lo que puede ser considerado como tal. Pero observar a Blanchett hacer lo que hace, de algún modo, hace esa diferencia más evidente [...]


JACK WHITE: Hola Cate.
CATE BLANCHETT: ¿Cómo estás, papá?
JW: Estoy bien. ¿Cómo estás tú, mamá?
CB: Bien. No he hablado contigo desde... Creo que Karen [Elson, la esposa de White en ese momento] estaba todavía embarazada la última vez que hablamos. 
JW: Sí, tenemos una niña y un niño ya. Scarlet y Henry Lee. Están explorando el mundo ahora mismo. Ningún momento dura lo suficiente ¿verdad?
CB: Lo sé. Es por eso que tenemos que tener más niños. El mundo está superpoblado, lo sé, pero si tienes un aspecto medio decente y los haces bien, creo que es una responsabilidad de todos hacer más. 
JW: Siempre los puedes dar si no te salen bien.
CB: O si son pelirrojos... aunque quizás los tuyos lo sean.
JW: Sí, nosotros nos quedamos con esos.
CB: El pequeño nuestro, Iggy, tiene seis meses. Estoy esperando a que Andrew se de cuenta de que tiene el flequillo rojo.
JW: Iggy.
CB: Es muy católico, Ignatius.
JW: Precioso.
CB: Por supuesto, todo el mundo piensa en Iggy Pop. Pero es Ignatius Loyola.
JW: Mi nombre de confirmación era Septimus.
CB: ¡Septimus!
JW: Si pero el obispo se rió de mí durante la confirmación porque era el séptimo hijo (varón). Hablando de muchos niños... Así que quería elegir un nombre representativo. Lo encontré en una antigua copia de La Biblia. Pero Ignatius es bueno, quizás debería haber elegido ese. Bueno, para empezar, he hecho algo de investigación en Internet. Te voy a decir lo que he aprendido de tu historia y tú me puedes decir si es verdad o no. Así que naciste en México y te quedaste huérfana cuando tenías un año.
CB: Sí. 
JW: Y luego otra vez a los 3.
CB: ¡Mierda! ¿Eso está en Internet?
JW: En algún momento, fuiste criada por pastores (shephers, en inglés) o Sherpas en Isla de Navidad. No sé por cuál exactamente porque creo que alguien lo escribió mal. 
CB: Y entonces fui secuestrada y criada por una familia mormona.
JW: Bueno, aquí dice que dormiste con un bebé de cabra hasta los 22 años.
CB: 23.
JW: Después fuiste a un colegio solo de chicos en Nueva Zelanda, para experimentar lo contrario a cuando te trasladaron al colegio solo de chicas en Australia. 
CB: Bueno, así es la vida cuando eres hermafrodita.
Cate Blanchett en "I'm Not There" 
JW: Tras descubrir América y reclamarla para los australianos en todas partes, te estableciste para aprender mecanografía. Nunca terminaste el curso pero hizo que empezaras a usar tus manos y, claro, eso te llevo a actuar como modelo de manos en una serie de anuncios de jabón en Francia. Entonces, fue cuando decidiste dejar el instituto y buscar un trabajo de verdad, así que te hiciste actriz. ¿Cómo termina entonces?
CB: Pues, decides montar una compañía de teatro con unos amigos y tu marido...
JW [ambos se ríen]: Quería preguntarte en qué aspectos de la compañía de teatro en Sydney estás involucrada. ¿Estás interesada en la iluminación? Vamos a empezar ahí...
CB: Básicamente programamos 12 espectáculos de una mujer basados en varios capítulos sobre mi vida y, por algún motivo que no alcanzo a entender, el número de asistentes no ha parado de disminuir [risas]. No, es una compañía enorme. Para mí, cuanto mayor es, más difícil se vuelve mantenerla ágil y a flote. Esa ha sido nuestra misión más o menos. No hay una larga y arraigada tradición de teatro en Australia precisamente. A la gente le encantan los eventos, las actuaciones, la música; los australianos son grandes artistas. Pero hay esta pátina de agotamiento en torno a todo lo que tiene que ver con el teatro, así que nuestro trabajo ha consistido en darle una atmósfera de evento, darle algo de emoción al hecho de ir al teatro. Estamos en un muelle, en la parte sórdida del puente. Y hemos estado programando sesiones, una vez al mes, con música en el hall solo para hacerlo un poco más salvaje y crear un poco de ambiente. La compañía hizo un buen trabajo en el pasado. La gente solía desperdigarse por el hall, ahora cuando termina se van a casa y se olvidan de la experiencia, o la viven de manera aislada. En el teatro todo gira en torno al hall, a la conversación y digerir lo que se ha visto. Esa ha sido una larga respuesta a tu pregunta pero ha sido colosal. 
JW: Siempre pregunto hasta que punto se involucra la gente dirigiendo cosas así, si te involucras hasta el mínimo detalle como la iluminación de ese hall... porque eso es lo que a mí me obsesionaría si estuviese en tu posición. Querría que la iluminación fuese perfecta en ese hall para que esas conversaciones tuvieran lugar. ¿Tú te ves a ti misma haciendo algo así?
CB: Bueno, reclutar a la gente apropiada es como el 75% del trabajo. Así que si tienes un gran equipo a tu alrededor, encargarte de cosas tan concretas puede restarles autonomía e impactar el ritmo de trabajo. 
JW: A veces puede ser muy satisfactorio, me refiero a ocuparte en las cosas pequeñas, no en el sentido de controlar todo pero te ayuda a tener una idea real de lo que hacen los distintos departamentos. Te encuentras a ti mismo trabajando de carpintero a media jornada [...]
CB: Sí. Cuando estas dirigiendo algo, tienes que estar comprometido con todas las capas del proceso. Es bastante precario pero ha sido genial salirse del ritmo de filmaciones por un tiempo."

Coming soon: la segunda parte...

Tambien Te Puede Interesar

0 comentarios

Formulario de contacto