Influencias Jack White

Una hora con Jack White (1)

4/06/2013P. O'Leary

Pamela Des Barres perteneció a una generación de groupies pseudo-profesionales que -fundamentalmente durante los 70- se dedicaron a repartir toneladas de 'amor' entre el exclusivo grupo de machos alfa del panorama musical de la época. A sus 65 años, la incombustible y polifacética Miss Pam es autora de varios libros -en los que ha contado sus memorias con todo lujo de detalles-, tiene su propia línea de ropa, ha sido ordenada ministro de la iglesia y oficia bodas, imparte talleres de escritura y colabora con artículos para distintas publicaciones. Si alguien podía hacerle una entrevista interesante, por atípica, a Jack White ¡esa es Pamela!

[He decidido compartirla porque me parece una de las entrevistas más geniales con el músico que he leído pero aviso de que tuvo lugar antes de que The White Stripes anunciasen su disolución definitiva y mientras Mr. White conservaba sus estatus de casado. Para que os pongáis en contexto]. 

"Había esperado varios meses para coger un vuelo a Nashville y pasar un poco de tiempo de calidad con el músico más importante de nuestros días. Hacía un millón de grados, estaba atrapada en medio de una maratón y tuve que subir y bajar abrasadoras y empinadas calles, con zapatos de tacón alto, para alcanzar mi destino. Llegué un poco tarde pero Jack se mostró encantador y amable, retrasando su siguiente reunión para que pudiésemos disfrutar de una agradable charla. Estaba exquisito con una camiseta ceñida de color negro, su pelo oscuro desordenado y su carisma arrollador. Eran pasadas las 11 de la mañana y Jack ya estaba en la mitad de su día.

Pamela: ¿Por qué te levantas tan temprano?
Jack: Me gusta madrugar. Cuando era más joven hacía eso, me levantaba al mediodía o a las 2 de la tarde y se me iba todo el día. Perdía todo el día. Desayunas y ya es de noche.
P: Pero ¿no puedes hacer tu trabajo de noche?
JW: [risas] Sí...
P: Eso es lo que yo hago. Mi novio es una persona muy noctámbula.

JW: Por la mañana vas a desayunar y ves a la gente comprando el periódico, preparándose para empezar a hacer todas las cosas que tienen por delante ese día... Al cabo de un tiempo, tienes la sensación de que todo el mundo está teniendo esa parte de vida que tú te estás perdiendo. Por la noche la gente no es tan inspiradora. Me inspiran mucho más durante el día, verles de camino al trabajo.
P: Eres tapicero, ¿verdad?
JW: Sí, aún.
P: Paul (Reubens) me dijo que había conseguido ver tus herramientas.
JW: ¡Sí, estuvo en mi tienda! Hablé con él ayer.
P: Me dijo que era increíble. Que tienes el equipo en casa y que, de verdad, sigues haciéndolo todavía. Te mantiene en contacto con el mundo real o algo así.
JW: Sí, es como... es como crear. No importa lo que sea, si es físico o musical. Las cosas tangibles son inspiradoras. Cuando trabajas durante todo el día, 8 o 9 horas, es cuando empiezas a pensar en las demás cosas que podrías estar haciendo, escribiendo, grabando, pintando o esculpiendo... Si puedes combinar ambas, como con la tapicería... Puedo crear, hacer una tarea física y, al mismo tiempo, fantasear con otras cosas que podría estar haciendo. Todo sucede al mismo tiempo, es casi perfecto.
P: Así que imaginas cosas mientras haces otras físicamente. Wow, ¡es un doble contratiempo!
JW: Es como... no piensas sobre las cosas manuales, es hipnotizante.
P: Es como conducir o algo así ¿no?
JW: Sí, como conducir en una autopista, no puedes recordar los últimos 5 minutos de carretera.
P: Mi ahijada estaba tan emocionada sabiendo que iba a estar hoy aquí, que estaba fuera de sí.
JW: ¿De verdad?
P: Me ha dicho "¡Tienes una audiencia con Elvis!"
JW: Oh, Dios mío... [risas]
P: Es Polly Parsons, ella quería saber si eres fan de su padre, Gram Parsons.
JW: ¡Gram Parsons! ¿En serio? Por supuesto. ¿Estás bromeando? Claro, ¡por supuesto! Pensé que ibas a decir Alan Parsons. [risas]
P: Creo que ella intentó que asistieras al tributo que le hizo a su padre, sé que lo intentó.
JW: ¿Fue el año pasado?
P: No, hace tres años. Al final consiguió a Keith Richards y Norah Jones.
JW: Oh sí, sí. Lo vi. Keith y Norah. Fue genial.
P: Intentó que lo hicieses tú.
JW: Lo sé. Estaba de gira.
P: Lo sé pero ella te quería a ti, es una gran fan tuya.
JW: Esa es una de las partes duras, cuando no tienes tiempo para hacer ninguna de esas cosas. Me ofrecieron colaborar en el disco de Dick Dale hace un par de semanas y soy un fan enorme suyo pero no puedo hacerlo. Te sientes fatal y no hay manera posible de disculparse.
P: Pero tú lo consigues, mas o menos. Tienes tres bandas ¿cómo lo consigues? La gente quiere saber cómo lo consigues con dos hijos, una mujer [ejem], siendo productor, llevando todo esto,... ¿estiras el tiempo? A veces, yo siento que puedo hacerlo.
JW: ¿Sí? Yo siento que nunca tengo suficiente tiempo en un día, que lo estoy desperdiciando por completo. Como cuando mezclo una canción, es como -Ay Dios, podría estar haciendo todos estas otras cosas y me tengo que tirar aquí sentado seis horas mezclando esta canción- cuando lo que me gustaría es poder terminarlo en quince minutos y dedicarme a algo distinto.
P: ¿Por qué tardas seis horas? ¿Lo haces a la antigua usanza?
JW: Esa es una buena pregunta, sí. En el último disco de The Dead Weather tuvimos que mezclar una de las canciones seis veces porque está grabado en un 8 pistas y no puedes... Hoy en día todo se hace a través del ordenador, dices -vale, en esta parte de la canción, la guitarra va a hacer esto y en esta otra, voy a meter aquello-. El ordenador lo recuerda. Lo programas, le das al play y has terminado. Pero de esta manera, si se te olvida algo, tienes que empezar desde el principio de nuevo.
P: Igual que antiguamente. Me recuerdas a Frank Zappa, era mi mentor, porque hacéis tantas cosas y además a la antigua usanza. Él solía sentarse durante días en su mazmorra del sótano haciendo lo mismo que tú estás describiendo [risas]. No tengo ni idea de nada de eso pero, Dios, era impresionante observarle.
JW: Alguna vez... supongo que tú... por supuesto coincidiste con Beefheart, ¿no?

Captain Beefheart & Frank Zappa [Fuente: beefheart.com]

P: De hecho, fue su primo el que me habló de Dylan. Victor iba a mi instituto. ¿Victor "Mascara Snake"? Es uno de mis mejores amigos en este mundo... me cambió la vida. Yo entonces era una freak de The Beatles, nada que objetar por supuesto. Pero él empezó a hablarme de Dylan, los Stones y de su primo. Estamos hablando del 65 aproximadamente así que... me convertí en la presidenta del club de fans de Beefheart en Valley Chapter, fui a todos sus conciertos.
JW: Oh, wow".

Continuará... ;-D

Tambien Te Puede Interesar

0 comentarios

Formulario de contacto