Jack White Media

Sensacionalismo: no, gracias

2/27/2013P. O'Leary

Día tras día, mientras rastreo la web en busca inspiración me encuentro invariablemente con el mismo "artículo". Está publicado en uno de los canales digitales del prestigioso grupo multimedia norteamericano The Atlantic y su 'seductor' título enseguida captó mi atención. Los habituales, sabéis que me cuido mucho de: 1) valorar polémicas relacionadas con White y 2) entrar en detalles relacionados con su vida privada.

By Annie Leibovitz

Sin embargo, dado lo flagrante del caso, voy a hacer una excepción. La autora, Jessica Misener, destaca en su página personal sus méritos como "periodista musical", curiosamente el primero que resalta es una entrevista que le realizó a Jack White y que dio lugar a un trabajo titulado "El mito de Jack White. Qué es real y qué no. Lo analizamos" (versión original). Se publicó en la primavera de 2010 y era, en honor a la verdad, bastante riguroso y exhaustivo -aportaba abundantes datos biográficos y técnicos sobre el artista-. El planteamiento era inclusive innovador, partía de la premisa de que el músico interpreta tantos personajes que es difícil saber quién es verdaderamente. En conclusión, nada hacía presagiar que, un par de años después, se iba a 'descolgar' con el artículo persecutorio.

En este segundo trabajo, titulado "El problema de Jack White con las mujeres" (versión original), Misener sostiene que las letras de Blunderbuss son la confirmación de la larga campaña del cantante en contra las mujeres que no puede controlar.

Entre otras lindezas, tacha a Jack White de sexista, misógino y obseso del control. Revisemos algunos fragmentos (traducción literal): "White, como letrista, lleva obsesionado con las mujeres más de una década, quizás en mayor grado que cualquier otra estrella del rock de su generación. Ciertamente, él tiene más problemas con las mujeres que ninguno de sus contemporáneos"; "Líricamente, la necesidad de control de White a menudo sigue la tradicional trayectoria de querer que las mujeres sean mansas y sumisas"; "¿Qué pasa cuando las mujeres de White no son tímidas y tratan de ejercer algún tipo de control? Deja claro que no puede complacerlas y que tampoco le importa"; "Tal vez haya algo de verdad en la caracterización de Jack White que hizo Rob Sheffield, cuando le denominó acuñador de estrellas de rock femeninas: primero Meg White, luego Alison Mosshart y toda una serie de señoras en Third Man, su sello discográfico. De esta manera, él sigue teniendo el control y puede moldearlas para que encajen en el esquema femenino que él elija...".


Y ¿cómo ha conseguido nuestra intrépida periodista alcanzar tan profundo conocimiento sobre el "reverso tenebroso" de Jack White? 


Muy sencillo: analizando extractos de letras (cuidadosamente seleccionados) de sus canciones. A través de ellas no solo ha sido capaz de inferir la 'verdadera' personalidad del músico si no que, además, se ha erigido en salvadora de las 'damiselas en apuros' con esa amenaza implícita con la que remata el escrito: "Señoras, quedáis advertidas".

Pensadlo, si no fuera por ella seguro que muchas mujeres incautas habrían sucumbido a los encantos de Jack White... ¡ese monstruo!

Supongo que a nadie le extraña que esta fuese la única vez que, nuestra amiga Jessica, escribió para The Atlantic. Si seguimos su ejemplo, seguro que podemos enviar al patíbulo a todos los músicos del mundo por atreverse a escribir letras de canciones que evidencian, más allá de toda duda razonable, sus instintos psicópatas.


Tambien Te Puede Interesar

7 comentarios

  1. Podrían al menos decir..en que fragmentos esta tomando para poder fundar el que le haya llamado de forma tan abierta "psicópata manipulador"...? Al menos a mi parecer Alison Mosshart nunca ha sido exactamente material fácilmente moldeable y mucho menos manipulable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hubiese sido un detalle por parte de la "periodista". Así todos hubiesemos podido comprobar, por nosotros mismos, lo malísima persona que es Jack White. Hay un sesgo y una falta de rigor espeluznante en todo el artículo.

      Eliminar
  2. Psicología de bar, vulgar y sin fuentes... deducciones sin fundamento... ¿realmente tomaremos en cuenta a esta resentida? Más querría esta "periodista" caer en las garras de este supuesto monstruo... Las comillas/sarcasm mode on se esustentan en que lo digo tanto como periodista de rock (escribo para la Revista Zero Argentina) como en mi profesión de psicóloga matriculada. Flaca, retirate y dejá de hablar tonterías...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ajaja, yo no lo hubiese expresado mejor. No sé si sabes que Jack también contestó a este artículo recientemente, por supuesto haciendo alusión a lo absurdo de que esta señora saqué conclusiones basándose en... nada.

      Eliminar
  3. Hola. Me gustaría leer la contestación de Jack a esta "periodista", ¿en dónde puedo encontrarlo?
    Saludos desde México.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta en la revista Rolling Stone,lo que podria resaltarte de su respuesta
      "Tienes que esmerarte demasiado para convertirme en un misógino" "Me encantaria enviarle la letra con un gran chupala escrito en marcador negro arriba"

      Eliminar
    2. Yo no lo hubiera dicho mejor...

      Eliminar

Formulario de contacto