Entrevista Jack White

Serious Jibber-Jabber con Jack White

1/13/2013P. O'Leary

Ya comenté en una entrada anterior que estaba expectante ante la entrevista que Conan O'Brien iba a mantener con Jack White en Serious Jibber-Jabber. En la medida que mi natural interés por Jack me lo permite, evito ver según que entrevistas porque muchas de ellas me hacen sentir una profunda vergüenza ajena. El músico es un personaje peculiar, obsesivo y algo "excéntrico", pero también fascinante, inteligente y con mucho sentido del humor. Yo confiaba en que Conan, que le conoce bien, sacaría partido de todo ello y así fue. Igual muchos no tenéis especial interés en saber nada de White, más allá de su música; es respetable pero, al mismo tiempo, es imposible valorarla en todas sus dimensiones sin conocer a la persona que hay detrás.


Aclarado esto, os dejo el vídeo completo (74 min.) por si algún fanático se atreve con ella. Pero como el propósito de Creo en Jack White no es otro que facilitarle la vida a aquellos para los que el inglés supone un obstáculo, he intentado extraer algunas píldoras de la conversación. 

Creatividad y simplicidad
-Quiero crear algo cada día. Cada día cuando me levanto, eso es lo que quiero hacer-. Mantener las cosas simples, trabajar solo con los recursos que tiene al alcance de la mano, no depender de un ingeniero de sonido o de la opinión de otros 3 miembros de una banda; son limitaciones autoimpuestas que forman parte del proceso creativo de White. Reconoce que si se concede a sí mismo libertad, se descentra y pierde esa capacidad. Necesita forzarse en cierto modo: -si The Peackoks (las chicas) vienen a grabar al estudio la semana que viene, estoy obligado a escribir canciones el día anterior, no me queda otra opción. Mañana estarán aquí y necesito tener algo preparado para ellas-.

Trabajo duro y catolicismo
A pesar de que Jack White se crió en el seno de una familia profundamente religiosa (sus padres trabajaban en la Arquidiócesis Católica de Detroit), confiesa que, con el tiempo, uno se plantea cuestiones a las que las creencias no pueden dar respuesta y debe elegir qué convicciones desea mantener y cuáles no. Sin embargo, la obstinación, casi obsesiva, del músico por ir siempre por el camino más difícil, su manifiesta aversión por las nuevas tecnologías y su fe en el trabajo duro como único camino hacia el éxito; son síntomas evidentes (según la teoría de Conan) de que Jack aún conserva ese poso del dogma católico. White rechaza cualquier arreglo digital de su música, el resultado final, aunque imperfecto, es genuino. Es su concepto de arte. La tentación existe, reconoce. Probablemente nadie notaría la diferencia si, en lugar de su propio esfuerzo, fuera un programa de ordenador el responsable de mejorar el sonido, pero -yo sí lo sabría-.

El poder del público
-Qué le pasa al público ahora. Ocurre lo mismo en Australia, en Europa, en América; terminas una canción y nadie aplaude. Es muy extraño-. Dado que actúa sin setlist, Jack necesita retroalimentarse de las reacciones de la audiencia para decidir cuál va a ser su siguiente paso en el escenario. -Ellos (el publico) tienen el control- asegura y añade que, muchas veces, siente la tentación de hacer saber a todos las dificultades por las que se obliga a sí mismo a pasar -el público ni siquiera lo advierte-, explica. [¡Algunos sí lo sabemos Jack!]

Rodeado de mujeres
Conan: -Tú, mas que nadie en el que pueda pensar en el campo de la música, trabajas muy bien con mujeres: Meg (White), Alison Mosshart, Alicia Keys... Por qué... eeeeeh...- (silencio)
Jack: -Por qué encuentro a las mujeres tan atractivas, ¿es eso lo que estás intentando decir?-
Conan: -A mí no me importa, ¡me gustan los hombres!. Me gusta el cuerpo de un hombre desnudo.
Jack: -Siempre lo he sabido. En algunos momentos, esos atardeceres que hemos pasado juntos...-
Bromas aparte, Conan puso sobre la mesa la capacidad de White para conectar de manera natural con las mujeres. Jack comenta, al respecto, que no piensa demasiado en ello y que nunca discrimina, de ninguna forma, a las personas con las que colabora; pero acabó reconociendo que las mujeres tienen mejor predisposición a dejarse enseñar mientras que entre hombres siempre existe competitividad, cuestión de egos.


Por supuesto, la extensa charla entre ambos toca muchos otros temas: la enorme responsabilidad asociada a crear algo de la nada, cómo surgió Third Man Records, libros, películas, las críticas del trabajo de White: hasta qué punto se permite disfrutar de las buenas o dejar que le afecten las malas, la relación con los ídolos de cada uno (en especial la de Jack con Bob Dylan)... Mil y una cuestiones que surgieron en una atmósfera cargada de complicidad, buen humor y respeto mutuo.

Tambien Te Puede Interesar

4 comentarios

  1. "Pero como el propósito de "Creo en Jack White" no es otro que facilitarle la vida a aquellos para los que el inglés supone un obstáculo, he intentado extraer algunas píldoras de la conversación."

    En realidad gracias, eso yo lo aplique un poco, porque no entendí del todo la conversación. :)

    Además coincido contigo y con Conan respecto a la mentalidad o espíritu protestante implícito en la forma de ser de Jack, pero más que criticar me parece admirable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente es admirable. Si has visto la entrevista (no te preocupes por lo de no entender del todo la conversación, sus acentos son complicados) hay un momento dado en que Conan le dice a Jack que cree que el talento está sobrevalorado. En el sentido de que es obviamente muy importante pero trabajar duro lo es más aún. Jack siempre dice que hay momentos en los que estás inspirado y componer le resulta sencillo pero, en la mayoría de las ocasiones, tiene que imponerse sentarse delante del papel y forzarse a escribir porque ese es su trabajo, su responsabilidad. Lamentablemente, hay muchos artistas que no lo ven del mismo modo. Reconocerlo le engrandece y, desde luego, marca la diferencia.
      Sigo pendiente de que alguien se compadezca de nosotros y subtitule la entrevista, me pareció muy interesante y me encantaría que todos pudiesen disfrutar de ella.
      ¡Muchas gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Pues jack es la ley se mira que es un tipazo un poco alocado pero el mejor me gusta cuando sale en tv y el presentador rompe su guitarra eso fue épico para mi y buen blog es tan genial ver gente así felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. "Jack es la ley" jeje, me gusta... :)

      Eliminar

Formulario de contacto