Jack White Video Oficial

Blunderbuss a examen: #02 Sixteen Saltines

1/09/2013P. O'Leary

El enérgico segundo track y segundo sencillo de Blunderbuss es, quizás, uno de los que más recuerda al estilo White de toda la vida. Si es que eso existe. La familiaridad pudo contribuir como ingrediente extra a que, desde el principio, se apuntara a "Sixteen Saltines" como el mejor tema del álbum. Muy comprensible en ese momento, era terreno conocido, y más discutible con la perspectiva del tiempo. Pero en 2012, sí. Entonces fue incluido por la Rolling Stone como una de sus famosas "50 Mejores Canciones del Año".


A los amantes de las anécdotas, les gustará saber que el título (textualmente Dieciséis Galletas Saladas) está inspirado en una conversación entre Jack White y su hija. Según explicaba el músico, ella le dijo que quería algo para comer y cuando él la preguntó qué le gustaría tomar, ni corta ni perezosa, contestó: -creo que me tomaré 16 galletas saladas-. Él, atónito por la respuesta, replicó -¡te tomarás tres!- [por supuesto, no podían ser ni dos ni cuatro]. Al día siguiente, la canción estaba escrita y Scarlett, como no podía ser de otra forma, fue la primera que tuvo el honor de escucharla.

Ed. Limitada de "Sixteen Saltines" - Vinilo relleno de líquido, Third Man Records

A nadie extraña ya, la habilidad de Jack para transformar la situación más cotidiana en un ejercicio letrístico, prolijo en claves encriptadas de difícil interpretación. Sobre todo cuando el espectáculo sonoro hace palidecer incluso a la historia más intrigante, como sucede aquí.


N. de T.
Ella no lo sabe pero cuando no está me siento y bebo su perfume,
Estoy seguro de que ella también bebe, pero ¿por qué, dónde, para qué y quién?
Y remo en solitario, en un lado del bote
Mejorando, echándome un salvavidas por la garganta

Si alguien se está preguntando cómo puede nadie echarse un "salvavidas" por la garganta, esta es la respuesta. El Sr. White es así :D


La traca final llegó de la mano del vídeo promocional que acompaña al single. Realizado por AG Rojas e íntegramente rodado en Springfield, una población cercana a la ciudad de acogida de White, Nashville. En él, el jovencísimo director nos propone un mundo con tintes post-apocalípticos, dominado por niños y chicos completamente "asilvestrados", que parecen decididos a acabar con Jack White. Es obvio que, como único adulto superviviente, representa una amenaza para el status quo. Lo más turbador es ver a menores de edad apropiándose de roles auto-destructivos que, de haber sido protagonizados por personas adultas, probablemente no habrían resultado ni la mitad de impactantes. Así están las cosas.

Un clip difícil de digerir [especialmente para el pobre chico al que le escupen el batido de arándanos a la cara, tuvo que repetir la toma ¡15 veces!] pero brillante. Despuntó en todas las listas de su categoría y abrió un debate ciertamente interesante.



FREEDOM AT 21
MISSING PIECES

Tambien Te Puede Interesar

0 comentarios

Formulario de contacto